• Virgen de la Consolación, 6 Bajo
  • 958 28 68 96
  • contacto@clinicafisioatlas.es
Osteopatía
Usted está aquí: Inicio \ Osteopatía
¿Qué es?

La Osteopatía es un enfoque asistencial diferente, el cual, a partir de un sistema de diagnóstico y tratamiento específico, pone especial atención en la estructura del individuo y en los problemas mecánicos que en la misma pueden aparecer.

Se basa en los Principios que formuló su precursor: el Dr. A. T. Still (1828-1917) quien, a partir de la cuidadosa observación de sus pacientes y de la aplicación de sus profundos conocimientos de Anatomía y Biomecánica postuló que la salud y el correcto funcionamiento del individuo dependen de la integridad estructural global del cuerpo. Still dibujó al cuerpo humano como una Unidad Indivisible en la que la Estructura (Sistema Músculo-Esquelético, órganos y vísceras) y la Función del organismo están íntimamente relacionadas y dependen la una de la otra.

Se trata de una Terapia únicamente Manual; totalmente complementaria con la medicina alopática o convencional en su objetivo común de ayudar al paciente, y que cabe colocarla dentro de un contexto de prevención, de conservación, y de mejora de la salud.

Mediante la Osteopatía ayudamos a re-equilibrar el organismo centrándonos en la estructura, mejorando de ese modo el funcionamiento del cuerpo. Se utilizan para el tratamiento Técnicas suaves y seguras, adaptadas a cada paciente y a sus necesidades, teniéndose siempre en cuenta la edad, el sexo, la tipología y el estado de salud del mismo, etc.

El osteópata ve al paciente como un todo en el que cuerpo y mente interactúan y se relacionan recíprocamente, y en el que los tejidos del mismo, influencian y se ven influenciados por la fisiología interna y la homeostasis. Hablamos de tejidos y no sólo de huesos, ligamentos, músculos y tendones. Los osteópatas trabajan con todos los tejidos y fluidos corporales.

El desarrollo tecnológico manual de la Osteopatía, al incidir sobre el conjunto de los tejidos mencionados, ha propiciado la clasificación de técnicas en varios grandes grupos, según sobre qué tejidos actúe. Así, hablamos de:

 

  • Osteopatía Estructural o dirigida al sistema musculoesquelético, donde aplicamos diversas técnicas adaptadas a cada disfunción, a cada tejido, a cada paciente, dándose durante la sesión de tratamiento, un continuo análisis y un continuo decidir del Osteópata, sobre qué técnica aplicar.

 

  • Osteopatía Visceral, orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico, deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre y que puede ser debido a adherencias, tracciones miofasciales que dificultan la normal movilidad de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar interrupciones en el flujo de movilidad, lo que ofrece al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.

 

  • Osteopatía Craneal y Terapia Craneosacra que actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo. Algunas consecuencias de alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares etc, pueden afectar a nervios craneales, arterias, glándulas y otros tejidos, a su paso por orificios craneales o en el interior mismo, lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión, audición, alteraciones de algunas funciones glandulares, vértigos, migrañas, e incluso a través del sistema nervioso vegetativo, trastornos digestivos, respiratorios, vasculares etc.
¿Cuáles son sus beneficios?

La osteopatía está indicada en casos de:

    • Trastornos del aparato locomotor: Dolores musculares, tendones, contracturas, ligamentos, articulaciones, huesos, etc.

> Trastornos creanemandibulares: neuralgias, migrañas, cefaleas, síndrome de ATM, bruxismo, acúfenos, vértigos, mareos, etc.

  • Trastornos de sistema respiratorio: Tos, gripe, resfriados, sinusitis, bronquitis, etc.
  • Trastornos digestivos: Hernia de hiato, estreñimiento, gases, ardor, colon irritable, cicatrices postquirúrgicas, etc.
  • Trastornos génito-urinarios: Dolor menstrual, incontinencia, cicatrices postquirúrgicas, hemorroides, etc.
  • Trastornos pediátricos: Cólicos, insomnio, hiperactividad, etc.
  • Trastornos psicológicos: Estrés, ansiedad, etc.

 

¿Tiene alguna duda? Contáctenos.
Nuestros Clientes
  • Error de autenticación! Se recomienda consultar los datos de aplicaciones de Twitter.